Inicio

En los últimos 20 años, el trasplante renal se ha posicionado como el mejor tratamiento de la insuficiencia renal crónica en cuanto a supervivencia, calidad de vida, menores complicaciones y mejor relación coste-beneficio frente a la diálisis.

En nuestro país alrededor del 85% de la actividad trasplantadora renal se realiza a partir de donante cadáver pero, lamentablemente, el número de donantes fallecidos no satisface todas las necesidades de las listas de espera.
Por otro lado, las experiencias publicadas sobre trasplante renal de vivo en hospitales españoles y los resultados de grandes series de países con gran experiencia en esta terapia, muestran una disminución de las complicaciones en el donante y una mayor supervivencia de este trasplante frente al de cadáver.
La Organización Nacional de Trasplantes apuesta decididamente por impulsar el trasplante renal de donante vivo, como un procedimiento complementario que permita incrementar la disponibilidad de riñones para trasplante, garantizado unos estándares de calidad y seguridad para donantes y receptores.
En este sentido, deseamos que los contenidos de esta web, contribuyan a mejorar la información de profesionales, pacientes y familiares sobre esta terapia.